Mini gruas Jekko

Kran&Bühne: La bota de las siete leguas

Publicado el 28 junio 2017 Categoría:

En la 2ª Reunión de Distribuidores Jekko, nuestro Director Ejecutivo, Diego Tomasella, fue entrevistado por Rüdiger Kopf de la revista alemana Kran&Bühne.
A continuación puede leer la traducción del artículo original “Sieben Meilens Stiefel” contenido en el número de julio.

 

La bota de las siete leguas

Jekko se ha desarrollado dando grandes pasos. El director ejecutivo Diego Tomasella, con quien Rüdiger Kopf habló en la inauguración de la nueva planta, es muy consciente de ello.

De repente, el mundo ha cambiado.

Desde hace algunos años, el mundo de las minigrúas está haciendo brillar el nombre de Jekko, que solo desde hace poco tiempo es bien conocido, pero que ha sabido encontrar su lugar bajo los grandes nombres de este nicho del sector, a través de ideas frescas e innovadoras.

Hace 5 años, esta empresa, con sede en Colle Umberto, una ciudad al norte de Venecia, producía solo 80 minigrúas al año. En 2017 han sido 250, es decir, más del triple. Y eso no es todo. La producción se ampliará en los próximos años. Por lo tanto, se podría llegar a producir 400 unidades, todas ellas en un sector muy especializado.

Por este motivo, se adquirió una nave adicional, que se encuentra a 500 m de la sede central. Con una superficie de 12 000 m², 3900 m² cubiertos, la fábrica ha sido recientemente establecida con un área de pruebas externa especialmente diseñada, Jekko se ha organizado muy bien.

«Ya en 2015 vimos que se estaba produciendo un cambio», dice Diego Tomasella. El Director Ejecutivo de Jekko también recuerda todas las dinámicas de 2016. «Después de la feria Bauma teníamos muchos contratos en mano. Esa fue la chispa que hizo que la producción se expandiera». En mayo y junio de 2016 buscaron un espacio adecuado, en octubre adquirieron una nueva área, cuya construcción comenzó en noviembre, de acuerdo con las necesidades de la empresa.

«Así que en marzo empezamos con la producción», dice sonriente Tomasella. Conservamos la nave industrial «vieja», ahora realizamos allí principalmente los trabajos de soldadura. En la nueva planta, el trabajo se lleva a cabo en la línea de montaje, en condiciones limpias, luminosas y con una disposición en tres líneas. «Esto nos permite aumentar la integración vertical», explica el Director Ejecutivo.

Él, antes que nadie, vio la ventaja de esto, lo que permite responder con mayor flexibilidad a los pedidos, especialmente cuando la demanda es muy alta. Y, por supuesto, los controles de calidad se llevan a cabo a corta distancia. Según Tomasella, la inversión total asciende a unos tres millones de euros.

El hecho de que Jekko esté creciendo también es visible en el aumento del número de distribuidores.

La empresa invitó a la inauguración a distribuidores de todo el mundo, no solo alemanes como Nordkran y Bavarialift, sino también de países como China, Singapur, Corea del Sur, México, Colombia, Canadá y Estados Unidos, solo para nombrar algunos de los 30 presentes. A la primera Reunión de Distribuidores asistieron una docena de distribuidores. [2014 n.d.t.]

Entonces ¿hacia dónde conduce el sendero de Jekko? «Nuestro nuevo reto es mantenernos en continuo crecimiento, al igual que crece la demanda. No solo tenemos una nueva planta. La plantilla está aumentando, actualmente tenemos 54 empleados y el departamento de ventas y servicio también se está fortaleciendo», explica Tomasella.

Y no hay duda de que en un evento así habrá novedades pequeñas y grandes.

Gracias a la colaboración con Fassi, ha sido posible combinar los componentes de la máquina.

Se presentaron los nuevos modelos bajo el nombre de JF: la potente JF 545 puede levantar hasta 15,5 toneladas y su brazo se extiende hasta 28 metros. Las pesas se pueden levantar hasta una altura de 30 metros.

En total ocupa 5,45 m de largo, 1,84 m de ancho y 2,75 m de alto durante el transporte.

Con un peso de 15 toneladas, la grúa es fácilmente transportable. Con un área de estabilización de 6,7 por 6,7 metros, esta gran minigrúa sigue estando por debajo de los valores de otros modelos similares. Además, gracias al brazo articulado, la pluma se puede instalar a una altura de 18 m para subir otros 10 metros. Se trata de una combinación de una grúa Fassi sobre la oruga clásica de una minigrúa, pero con adaptaciones específicas para este tipo de máquina.

Por lo tanto, el peso y la altura están óptimamente diseñados para permitir el mejor transporte posible, aunque siempre con un peso de 15 toneladas.

«Mientras tanto, hemos recibido unos 15 pedidos para la JF545, y otros están en fase de negociación”, dice Tomasella en relación con la beneficiosa colaboración con Fassi. Con los medios de que dispone hoy en día Jekko, se podrían construir dos de estas grúas al mes.

Las JF30 y JF40, más pequeñas, se presentan de manera diferente. Como afirma el Director Ejecutivo, «estos modelos se acercan más al cliente final. Tienen menos accesorios, son esencialmente básicos, pero son fáciles de transportar y usar. Estos son los productos que permiten abrir las puertas de un mercado conservador».

Este es un hecho que él también considera positivo.

«Sin duda, Jekko no ocupará el primer o segundo lugar en el sector de las minigrúas en los próximos años, pero sin duda podemos aumentar la competitividad. Nuestro objetivo siempre ha sido presentarnos al mercado con nuevas ideas. En un mercado conservador con un público fiel a sus marcas, los pequeños modelos permiten abrir muchas puertas.

¿Y cómo sería una Reunión de Distribuidores si no se diera un adelanto de algunas noticias?

Es por ello que se presentaron los primeros dibujos de la SPK90, una grúa de 9 toneladas, «hermana mayor» de la SPK60.

Para obtener más información

Gane tiempo, póngase en contacto con nosotros!

Voglio iscrivermi alla newsletter Jekko e/o ricevere vostre informative