Con la nueva versión V-Max, Jekko abre la puerta a nuevas posibilidades de uso para su modelo más vendido, el JF545

V de versatilidad, Max de máxima. No es un juego de palabras, sino la última propuesta surgida en la casa Jekko: una nueva versión de la grúa articulada sobre orugas JF545, modelo de vanguardia de la empresa de Treviso, que lleva al máximo nivel el concepto de máquina poliédrica y multitarea gracias a la posibilidad de instalar accesorios adicionales sobre la versión estándar.

 

MÁS ACCESORIOS GRACIAS A LAS NUEVAS LÍNEAS HIDRÁULICAS ESPECÍFICAS
En la esencia del nuevo modelo JF545 V-Max destaca la posibilidad de instalar en la pluma un gran abanico de accesorios, cuyo funcionamiento puede implicar cantidad y presión de aceite elevadas, como por ejemplo una barrena, la pinza destroncadora o la cuchara de garfios. Todo ello se hace posible gracias a un circuito hidráulico adicional e independiente con radiador de refrigeración que evita el sobrecalentamiento del aceite en la fase de uso y mantiene la temperatura constante incluso durante un uso intensivo: una solución innovadora, única en el mercado, que garantiza un uso más eficiente y profesional de los accesorios.

 

TODAS LAS VENTAJAS DE LA JF545
Encontramos también en la versión V-Max todas las características del modelo estándar que tanto aprecian los especialistas: infinitas posibilidades de estabilización, tamaño compacto para obtener la máxima accesibilidad, incluso en los espacios más reducidos, gran capacidad de izado (15,5 t) combinada con un alcance notable (28 m), una elevada altura máxima de trabajo (30 m), triple articulación del brazo (con la pluma instalada), contrapeso desmontable, precisión y control de los movimientos, para llevar a cabo hasta las intervenciones más delicadas. Sigue siendo posible también utilizar todos los accesorios ya previstos para la JF545, como la plataforma o la cesta portaoperador, el manipulador de vidrio, el cabrestante, y muchos más.

 

VENTAJA COMPETITIVA
Con la JF545 V-Max, el operador tiene frente a sí incontables oportunidades de uso. Si ya el modelo estándar presenta una enorme versatilidad y adaptabilidad a numerosos contextos operativos, esta versión permite una amplitud y variedad de usos todavía mayor: del tradicional uso en la construcción, en la industria, en la logística, o para manipulación y colocación en espacios reducidos, hasta aplicaciones más innovadoras, como el mantenimiento de las zonas verdes mediante el uso de la pinza destroncadora.

“La JF545 V-Max tiene un potencial enorme, y estamos convencidos de que podrá suponer una solución muy interesante tanto para nuestros clientes consolidados como para un público nuevo, y de hecho estamos recibiendo ya muchísimos pedidos —comenta Alberto Franceschini, Director de Exportaciones de Jekko—. Para desarrollar esta versión nos hemos inspirado en el concepto de máquina multiherramienta, es decir, extremadamente versátil, profesional y apta para la instalación de numerosos accesorios, si bien manteniendo siempre la sencillez de uso. En resumen, el aliado perfecto para cualquier desafío cotidiano.”

 

EJEMPLOS PRÁCTICOS

Un nuevo enfoque del mantenimiento de las zonas verdes con la JF545 V-Max y la pinza destroncadora

La empresa Bendini Autotrasporti de Bolonia, cliente histórico de Jekko, ha probado en primicia la nueva JF545 V-Max con la aplicación de la pinza destroncadora en sus actividades de poda y en el mantenimiento extraordinario del cauce de un río con retirada de troncos.

¿Quién ha dicho que la actividad de poda tiene que ser a la fuerza complicada y peligrosa, o precisar de más equipamiento y operadores? Entre los numerosos accesorios nuevos que se pueden instalar en la versión V-Max de la JF545 hay también un cabezal destroncador, compuesto por una sierra y una pinza para la poda y la tala de árboles, una nueva solución que supondrá una revolución en el ámbito del mantenimiento de las zonas verdes.

Para entender plenamente el alcance de esta nueva aplicación, vale la pena mencionar las modalidades de intervención que se usan actualmente para las labores de poda y tala de árboles. “Normalmente, las actividades de poda se pueden realizar de dos maneras. En una primera modalidad se utiliza una plataforma o una grúa con cesta que sube al operador, quien, a continuación, corta con una motosierra, y una segunda grúa que sostiene el trozo cortado para dejarlo en el suelo; para esta solución, por tanto, hacen falta dos máquinas. Alternativamente se adopta la vía del treeclimbing, es decir, que el operador suba escalando y realice el corte con la motosierra atado al árbol con un arnés; en este caso, de todos modos, es necesaria una grúa que manipula el trozo cortado, con todos los riesgos asociados para la seguridad del trabajador”, explica Emanuele Bendini, de la empresa Bendini Autotrasporti. Cabe destacar, además, que las máquinas utilizadas (normalmente un camión con grúa o una plataforma sobre camión), ocupan mucho espacio, son poco maniobrables, pesadas y, con frecuencia (sobre todo en contextos urbanos) no consiguen acercarse mucho al lugar de la intervención, de manera que se hace necesario recurrir a grandes extensores.

Con la nueva aplicación propuesta por Jekko, todos estos problemas se superan con facilidad. En primer lugar, es posible cortar, dejar en el suelo y seccionar las ramas o los troncos con un único instrumento, y en consecuencia basta con una sola máquina y un solo operador. Gracias a su tamaño compacto, la JF545 V-Max consigue acceder a espacios muy reducidos y, por tanto, acercarse al máximo a la zona de trabajo: “Esto nos permite trabajar con márgenes de seguridad y de precisión aún mayores, porque no necesitamos extender al máximo el brazo de la máquina”, aclara Bendini. La JF545 V-Max consigue además tener un nivel de invasividad muy reducido en el lugar de intervención, aspecto que no conviene descuidar cuando se piensa por ejemplo en las podas de jardín en casas privadas. En cualquier caso, una de las consecuencias más importantes de esta innovación es la relacionada con la seguridad: con la JF545 V-Max el operador puede controlar con el control remoto tanto la máquina como la pinza desde una distancia oportuna y con una visibilidad mejor, sin necesidad de tener que colocarse el arnés y subir al árbol y evitando a la vez la caída de ramas. Un avance importante en un sector que, lamentablemente, sufre cada año numerosos accidentes, algunos de ellos mortales.

Las ventajas de la JF545 V-Max no terminan aquí. “Esta aplicación aúna las múltiples funciones que ya presenta la JF545. De hecho, además de la pinza para la tala controlada de árboles, se puede instalar una cesta portaoperador o una plataforma, o bien trabajar a la manera clásica con el gancho o con el cabrestante, tanto con el brazo principal como con la pluma. Esto permite poder realizar con una única máquina muchas clases de trabajos en infinitos campos de aplicación. Una vez terminada la intervención en el ámbito forestal, se puede desinstalar fácilmente la pinza y el operador tiene a su disposición la clásica JF545 para usarla en el ámbito industrial y civil durante todo el año. La versatilidad es, sin duda, el punto fuerte de esta máquina” subraya Bendini.

La JF545 V-Max con pinza destroncadora representa la máquina idónea para quien hasta el momento ha realizado las actividades de mantenimiento en zonas verdes a la manera tradicional, haciendo uso de varias máquinas y trabajadores o de forma peligrosa con el treeclimbing. Diferentes mercados han manifestado ya su interés por esta nueva solución. En Norteamérica, con los Estados Unidos y Canadá, pero también en Italia y el bloque de Europa del Norte y Europa Central, con Alemania, Francia, Holanda, Finlandia y Noruega”, concluye Alberto Franceschini, Director de Exportaciones de Jekko.

Para obtener más información

¡Compra tiempo, contáctanos o solicita una videollamada!

    Voglio iscrivermi alla newsletter Jekko e/o ricevere vostre informative

    Menú
    Idioma
    Social