Mini grúa araña

La nueva JF545, la evolución de la especie

Publicado el 22 agosto 2017 Categoría:

La última incorporación a la gama Jekko, que revoluciona los patrones de elevación tradicionales al traer sobre orugas lo que siempre ha sido una aplicación natural en los camiones: la grúa articulada

El encuentro de dos conceptos de elevación diferentes para crear nuevos escenarios y nuevas oportunidades de aplicación. Este es el punto de partida para el concepto de la nueva JF545 de Jekko, que acaba de salir al mercado con el claro objetivo de acercar y revolucionar el entorno de la minigrúa y de la grúa articulada. Sí, porque la nueva JF -desarrollada por la empresa de Treviso, líder internacional en el sector de las minigrúas en colaboración con Fassi- rompe con el modelo tradicional de elevación, al llevar sobre orugas, lo que siempre ha sido una aplicación natural en los camiones: la grúa articulada.

Y como siempre, al cambiar la perspectiva, se descubre un mundo completamente nuevo, como nuevas son las oportunidades de uso, el potencial, las infinitas aplicaciones de un instrumento que combina las fortalezas de diferentes contextos.

“La cultura de la minigrúa -explica Diego Tomasella, director ejecutivo de Jekko- da un paso importante hacia la de la grúa articulada para presentar un producto innovador, de fácil uso, al alcance de un mercado más amplio y en continua búsqueda de nuevas soluciones, especialmente en términos de mantenimiento y servicio, en contextos logísticos y medioambientales cada vez más complejos”.

 

Lisez l’historique du produit

Las características distintivas

Amplia gama y alcance de uso
Es evidente que el uso de la grúa articulada es una característica fundamental de este vehículo que, por lo tanto, tiene una doble articulación de la pluma base, a la que se puede añadir el uso de una pluma que conduce a tres articulaciones en total lo que permite una variedad y una gran amplitud de uso con respecto a la minigrúa tradicional con el típico brazo telescópico con extensiones de cadena. La JF545 es una grúa que puede trabajar en horizontal, vertical, adelantar, desviar, utilizar el gancho directo o el chigre. También es posible utilizar una plataforma hidráulica para 3 personas en caso de uso en doble articulación y una cesta para 2 personas en caso de uso de la pluma, para alturas de hasta 31 metros.

 

 

Superaccesibilidad en espacios reducidos
Además, el concepto básico es llevar a nivel del suelo lo que se utiliza habitualmente en los camiones. Esto significa tener un potencial de accesibilidad y reducción de espacio con un impacto favorable significativo en la logística. Por lo tanto, es posible transportar y utilizar una grúa articulada en todas aquellas zonas a las que no puede acceder un camión: zonas industriales, espacios confinados, centros históricos estrechos, parques cerrados y, en general, donde el acceso sea favorable a las dimensiones decididamente reducidas de la grúa articulada en acción sobre orugas.

 

Infinitas posibilidades de elevación
Cabe señalar también que el JF utiliza un limitador de momento en lugar del limitador electrónico que se utiliza normalmente en una minigrúa. Esto simplifica enormemente el funcionamiento, ya que la retroalimentación de la máquina ocurre con la referencia de la presión (máx. 345 bar) y no con la entrada/salida del software. Por lo tanto, cuando la máquina está 100 % estabilizada puede trabajar a 360 grados aprovechando la presión máxima. Alternativamente, teniendo en cuenta la posición de los estabilizadores y la línea de vuelco resultante, se calcula automáticamente uno de los cuatro «niveles de estabilidad», donde 1 es el nivel de estabilidad mínimo y 4 el nivel de estabilidad máximo, con referencia a cuatro clases de presión diferentes. Esto significa que el operador – con una salida gráfica muy simple basada en los cuatro niveles – puede tener infinitas posibilidades de elevación dependiendo del área de estabilización y, por supuesto, teniendo en cuenta las restricciones regulatorias de seguridad.

 

El lastre está y no está
Esta máquina tiene la posibilidad de utilizar un lastre de 35 quintales con un innovador sistema de desbloqueo automático gracias a una plataforma basculante que intercepta hidráulicamente el lastre, todo ello gestionado con un mando a distancia. En este punto, el operador simplemente retira los pasadores de bloqueo y libera el lastre directamente. Esto es extremadamente útil en situaciones de espacios estrechos y logística limitada cuando el uso del lastre no es necesario. Pero eso no es todo, porque una vez retirado el lastre, la plataforma basculante puede ser utilizada para cargar y transportar hasta 35 quintales de material, convenientemente fijado y enganchado.

de matériel bien arrimé.

 

 

Una máquina, un hombre
Es uno de los principios fundamentales de la filosofía de Jekko aplicado también a esta grúa que puede ser gestionada íntegramente por un solo operador capaz de realizar, con total seguridad, todas las operaciones relacionadas con su uso gracias también al valioso mando a distancia que es, de hecho, una extensión de la máquina siempre a mano. Por lo tanto, el operador de forma totalmente independiente puede encender/apagar, mover la grúa y el lastre, estabilizar, integrar la pluma: hacer todo lo necesario para aprovechar al máximo el vehículo. El mando a distancia es de nueva generación, con una interfaz gráfica amigable que permite gestionar las múltiples opciones de una forma fácil e intuitiva, gracias a la práctica selección de menús de rueda en estilo automotriz.

 

 

 

Motor: tanto diésel como eléctrico
El JF545 cuenta con un motor diésel Kubota de 55 kW y un motor eléctrico trifásico de 13 kW. Dependiendo de la situación y de las necesidades, el operador puede cambiar fácilmente de una solución a otra con una considerable flexibilidad de uso, tanto para uso interno como externo.

 

 

 

Las principales aplicaciones y ventajas competitivas

Una grúa tan versátil puede ser utilizada en una gran variedad de contextos: situaciones especiales de elevación, instalación en áreas restringidas (vigas, entrepisos, cristal, sistemas de aire acondicionado, etc.) o industriales (maquinaria de varios tamaños), mantenimiento, servicio.

Puede ser una máquina perfecta para empresas especializadas en elevación para complementar la gama ya existente de grúas articuladas sobre camiones y grúas urbanas, pero también para empresas especializadas en alquiler en frío y en caliente. Puede ser ideal para aquellos que se especializan en nichos operativos, con grandes exigencias y extremadamente especiales pero, más en general, para todos aquellos que quieren aprovechar las ventajas típicas de una grúa articulada en entornos inaccesibles para los camiones. En general, el mercado siempre requiere la máquina más pequeña con la misma capacidad de elevación por razones obvias en términos de ahorro de costes, potencial, logística, mantenimiento y facilidad de uso. La nueva JF545 fue creada precisamente por esta razón.

 

Para obtener más información

Gane tiempo, póngase en contacto con nosotros!

Voglio iscrivermi alla newsletter Jekko e/o ricevere vostre informative